Consejos para decorar la habitación de tu bebé

 En Blog Babyniceness

Mientras esperas a que tu bebé nazca estarás preparando todo lo necesario para su llegada, lo que se conoce como “preparar el nido”. Pintar y decorar la habitación del bebé es una de las cosas más bonitas que puedes o podéis hacer durante los meses previos al nacimiento. En este artículo te traemos unos consejos para que te resulte fácil y el resultado sea perfecto.

Lo ideal cuando decoramos la habitación del bebé es tener en cuenta que esa será, en la mayoría de los casos, la habitación donde seguirá durmiendo cuando crezca. Muchos de los muebles y decoración pueden adaptase en función de la edad de tu hijo, así como para cubrir todas sus necesidades y las tuyas en sus primeros meses de vida.

Consejos a tener en cuenta para la decoración de la habitación de tu bebé

Escoger un estilo decorativo: colores y diseño

Este es el momento de pensar en los colores que decorarán las paredes de la habitación del bebé. Te recomendamos que no optes por los clásicos rosas y azules en función del género de tu hijo. La tendencia son los lilas, verdes o naranjas. Son colores neutros y muy combinables con otros.

El blanco no pasará nunca de moda y siempre lo puedes escoger para pintar las paredes de su cuarto al completo o combinándolo con otro color.

El papel pintado también es tendencia y existen muchos diseños diferentes con motivos infantiles y decorativos perfectos para la habitación de tu bebé.

La cuna y/o cama

Si vuestra intención es que el bebé duerma en esa habitación cuando crezca, es conveniente tener en cuenta el espacio para colocar los muebles necesarios.

Algunos padres optan por instalar la cuna del bebé en su cuarto para tenerlo cerca mientras duermen, otros optan por instalar la cuna ya en la habitación del bebé. Lo más común es instalar una minicuna en la habitación de los papás para que el bebé duerma con ellos desde su nacimiento hasta que su tamaño se lo permita, que suele ser hasta aproximadamente los 4 meses. Posteriormente, los padres decidirán si el niño comienza a dormir en su propia habitación o si traspasan una cuna de mayor tamaño a su habitación.

En cuanto al tamaño de la cuna del bebé, el tamaño estándar es de 60 x 120 cm, existiendo la opción de estar incorporada en un mueble convertible junto con los cajones, el cambiador y la futura cama para aprovechar el espacio.

También existe la posibilidad de escoger una cuna de tamaño más grande si se dispone de espacio para ello, concretamente en el mercado podemos encontrar cunas de 70 x 140 cm. Tras los primeros años se quitarán las barreras de la cuna, y se convertirá en una mini cama donde el niño podrá dormir hasta que tenga 4 ó 5 años, y de esta forma alargar la transición hacia la cama juvenil.

En cualquier caso, en el momento de instalar la cuna en la habitación,  podemos tener en cuenta que más tarde será sustituida por una cama, y por tanto escoger ya la decoración y combinación del resto de muebles pensando en ello.

Por tanto, en el momento de escoger una cama para cuando el bebé crezca, es importante que sea una cama para todas las edades, sin elementos decorativos recargados o infantiles.

Los juguetes móviles con sonidos en lo alto de la cuna del bebé son juguetes recomendables, puesto que estimularán su desarrollo cognitivo y le relajarán para dormirse.

Almacenamiento

Te recomendamos un color neutro y liso, todos los muebles del mismo color. El blanco o la madera, una vez más, nunca pasarán de moda, y existen diseños muy dinámicos y modernos de cómodas y armarios para guardar la ropa del bebé, que pueden reutilizarse cuando crezca.

La cómoda puede hacer el uso de cambiador, existen modelos en el mercado que vienen preparados con el ancho perfecto. El cambiador puede ser fijo o utilizar para tal fin una colchoneta cambiador.

Además de un armario y una cómoda también podemos instalar una estantería para colocar elementos decorativos, lámpara quitamiedos, peluches y juguetes que ya tengas para el bebé, así como marcos de fotos que seguro te regalarán.

Juguetes y otros complementos

Antes de que el bebé nazca empezaremos a tener algunos juguetes, posiblemente por regalos de familiares y amigos. Podemos añadir estos elementos como decoración de la habitación del bebé.

Cuando tu hijo crezca, querrá jugar. Puedes dejar libre una zona de la habitación para instalar en unos meses una alfombra sobre la que el bebé gateará y jugará en un entorno controlado y que fácilmente se puede mantener limpio.

Es importante tener en cuenta una zona de juegos en la planificación de la decoración de la habitación para el bebé. Existen algunos elementos decorativos que quedarán perfectos en un cuarto infantil, como los tipis.

Un tipi puede convertirse en el lugar de juegos preferido por el niño a los pocos meses. Puedes dar el último toque de decoración con algunas luces led colocadas por las estanterías o en la pared. Además de la iluminación principal de la habitación, una luz tenue es importante para crear la rutina de sueño desde que el bebé ha nacido.

Una alternativa al tipi es el clásico dosel, tanto para la zona de juegos como para la cama. Existen una variedad de doseles de tela en colores suaves para los cuartos infantiles que pueden quedar perfectos en la habitación de tu bebé.

Si quieres darle un último toque infantil a la habitación, puedes recurrir a los cuadros con ilustraciones, los complementos textiles, como guirnaldas o el papel pintado en algunas zonas de la habitación.

Puedes colocar otros elementos decorativos o estímulos visuales para el bebé, tanto en el techo (que es el primer lugar que verá nada más despertarse) como en las paredes.

Si estás pensando en comprar o regalar algún juguete para bebé o complemento decorativo para su habitación, no dejes de visitar la sección “Complementos y otros bebé” en la página Crea o añade productos a tu BNICEBOX.

Recent Posts

Dejar un comentario

0
Embarazada tocándose la tripa - dulce espera