Muselina para recién nacido y bebé

¿Qué son las muselinas para bebé y recién nacido?

Las muselinas son como unas gasas de bebé de un material muy fino y transpirable que se creó en Mosul (de ahí su nombre). Está hecha con hilo de algodón o bambú, es delicada y elástica, y por lo tanto estas gasas recién nacido son ideales para el arrullo del recién nacido, ya que permiten el movimiento.

Su uso va en expansión por todo el mundo, tanto por madres como por hospitales.

¿Qué diferentes tipos de muselina puedo encontrar en esta web?

En babyniceness podrás encontrar muselinas de los mejores materiales, algodón y bambú, con diferentes proporciones, esto es 100% algodón, mezcla de 70% bambú y 30% algodón y/o 100% bambú.

Ofrecemos 2 tamaños diferentes: 60×60 cm y 120×120 cm. Las muselinas de tamaño más pequeño son utilizadas como un pañuelo suave o paño para los eructos del bebe. Por otro lado, las muselinas de 120×120 cm tienen muchos más usos, os enumeramos unos cuantos a continuación:

H2 ¿Qué usos le puedo dar a las muselinas para el bebé?

  • Mantita para el verano: son muy prácticas en verano cuando estás con el bebé en algún lugar que haya aire acondicionado, al ser tan finas les protege del aire frío sin darles calor como una manta. O para esas noches frescas de verano.
  • Para el eructo del bebé: Aún siendo más grandes que las de 60×60 cm, se pueden utilizar para este mismo fin, al igual que como pañuelo para el bebé para limpiar babitas, bocanadas de leche, etc.
  • De improvisado cambiador: cuando sales de casa puedes que tengas que cambiar al bebé en algún sitio un poco sucio o para proteger al bebé de la sensación del plástico de los cambiadores.
  • Como mantita de juegos: en el suelo o cuando vayas al parque en el césped.
  • Como tapasol: las muselinas son una opción más práctica para proteger al bebé del sol que la engorrosa sombrilla. Aunque la muselina tiene la particularidad de estar confeccionada haciendo formas de cuadrados con agujeros que hacen que sea transpirable recuerda dejar circular el aire por ambos lados, sobre todo en verano que puede aumentar considerablemente la temperatura del interior.
  • Como toalla para el bebé: para cuando vas a la playa o la piscina.
  • Como protectora de moscas o insectos cuando tu bebé está en el carro o sillita.
  • Para dar el pecho: Si prefieres dar el pecho cubriéndote, el uso de una muselina es una opción muy práctica.
  • Como fular: hay muselinas con diseños muy chulos que luego puede llevar la mamá.
  • Como pareo en la playa para la mamá: ya ves que después de que dejes de utilizar las muselinas para el bebé, la mamá también le puede dar usos.
  • Como trapo para limpiar: cuando ya no la utilices con los pequeños de la casa y la mamá se canse de llevarla de complemento (fular, pareo…) hasta las puedes utilizar para limpiar.

Y ahora piensa… ¿qué producto para el bebé tiene tantos usos diferentes para el bebé y la mamá? Porque a nosotros no se nos ocurre ninguno…